Caso de Emely Peguero destapa la cruel verdad que vive el pueblo dominicano con los feminicidios.

El caso de Emely ha destapado un sinnúmero de casos similares y que no han sido solucionados, de varias féminas que han sido asesinadas y cuyos cuerpos han sido lanzados en diferentes lugares.

Aquí Nuria hace un recuento de todos ellos, empezando con el de Dioskairy Gómez, cuyo cuerpo fue encontrado en llamas en Sierra Prieta de Fantino.

El segundo caso es el de Rosalinda Yan, quien tenía cinco días desaparecida y fue encontrada enterrada en una casa en construcción.

También se recuerda el caso de Dominga Bautista Lora, quien fue asesinada y descuartizada, cuyo cuerpo fue lanzado dentro de dos sacos.

Otro caso fue el de Iris Altagracia Balbuena, quien fue encontrada en estado de descomposición en Sosua y fue asesinada por su expareja.

No se podía quedar tampoco el caso de Thalía Rosario, quien fue asesinada justo un día antes de dar a luz y cuyo todavía está muy confuso, solo una persona ha confesado haber recibido 250,000 pesos para matarla, para que el bebé no naciera.

Otro caso sin resolver, es el de Kenia Jimenez quien tenía 17 años cuando desapareció en 2008, luego de salir con su pareja y todavía no se sabe de ella, igual que Emely, se dice que la pareja de Kenia quería que ella abortara.

Algunos casos con los responsables ya detenidos, otros a medias y otros que no se tiene ni la más mínima idea de quien pudo ser la mano criminal detrás de ellos.

Un recuento que pone de relieve la cultura machista que arrastra el pueblo dominicano, donde los hombres piensan que las esposas o parejas son de su propiedad y pueden disponer qué hacer con su vida, si ellas se niegan a hacer lo que estos piden. Miren el vídeo con el reportaje completo.

Loading...
Shares
Loading...