Esto fue lo que encontraron en la casa del principal sospechoso de la muerte de la menor en Higuey.

HIGÜEY. Pedro Antonio Rodríguez Santana (Yoyo), buscado por la muerte de la niña Rosaidy Maite Gil Rivera, de 11 años, salió hacia Colombia el día después de la desaparición de la menor en el sector Mamá Tingó, de esta ciudad, según revelaron fuentes a Diario Libre.

Además de su partida al exterior justo al otro día, las autoridades tienen en su poder evidencias encontradas en los allanamientos, entre ellas material de pornografía infantil que relacionan al sospechoso.

Sin embarlo, Rodríguez Santana, alega que no tiene nada que ver con el hecho, y que llegará al país, para que las autoridades dejen en libertad a su esposa, hermana e hija, a quienes tienen retenidas bajo investigación.

Rosaidy desapareció el pasado jueves 30 de noviembre momentos después que su madre Alexandra Rivera la mandara al colmado a comprar plátanos para cenar.

El cadáver en estado de putrefacción, con la ropa desgarrada y heridas por arma blanca, fue encontrado en la tarde del pasado lunes en unos matorrales de la comunidad de La Otra Banda, que pertenece al municipio de Higüey, provincia La Altagracia.

El director central de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional, general Pedro Arturo Pujols, se trasladó este miércoles a la ciudad de Higüey, donde se espera que el presunto homicida se entregue, según versiones no confirmadas.

Sin embargo, la Policía maneja con hermetismo algunos aspectos de la investigación del crimen.

De su parte, los familiares de la menor reclaman a las autoridades perseguir y castigar a los culpables del hecho.

El cuerpo de la niña Rosairis Maite Gil fue encontrado en estado de composición en un cañaveral cerca del ayuntamiento de la comunicad de la Otra Banda.

Loading...
Shares
Loading...