Mira como la historia de amor entre un joven origen Dominicano y una salvadoreña fue truncada por una deportación

Esta historia se ha repetido muchas veces desde que Trump ocupó la presidencia de los Estados Unidos y es que como todos saben los procesos migratorios ahora son muy diferentes a lo que estábamos acostumbrados, resulta que Wendy Miranda Fernández, una salvadoreña de 23 años, y Robert Paulino, un joven estadounidense de origen dominicano de 21 años, no iba a ser una boda grande, nada pretenciosa.

“Solo era la boda… casarnos. La fiesta era para después”, dijo Paulino refiriéndose a su matrimonio que quedó aplazado porque su prometida fue detenida por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) cuando iba a renovar su estadía en Estados Unidos a finales de marzo.

Hace ya un buen tiempo que tenían planes de vivir juntos,dijo Paulino ; “estábamos pensando en vivir juntos primero y después casarnos”—. Aunque aún no tenían una fecha establecida, con su detención y el riesgo inminente de deportación, querían adelantar el proceso.

ICE programó la deportación de Miranda el mismo día en que las autoridades estatales habían aprobado su matrimonio con su novio, según un comunicado de Alerta Migratoria, una ONG que vela por los derechos de los inmigrantes y que lleva el caso de la salvadoreña.

Paulino y Miranda se conocieron en la escuela secundaria Riverside en Carolina del Norte en 2010 y hace un par de años empezaron a salir.

“Tenían planes de hacer una vida juntos”, dijo Mary Paulino, la mamá de Robert. “De verdad duele porque es una niña que quería tener un futuro aquí”.

Según cuenta Paulino, su prometida no tenía conocimiento que tenía una deportación pendiente, por lo que la detención y el aviso de deportación los tomó por sorpresa.

“Hace tiempo le mandaron una deportación pero él (el abogado) no le dijo a nadie”, dice. “Ella llamó al abogado que tenía antes para saber si todo estaba bien y dijeron que todo estaba bien para ir”, relata.

Miranda fue deportada a El Salvador el pasado viernes 26 de mayo

“La Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos removió a la nacional salvadoreña Wendy Miranda Fernández el 26 de mayo, de conformidad a una orden definitiva de expulsión emitida por un juez federal de inmigración en agosto de 2016”,

Pero sus familiares y amigos no están tranquilos con que ella haya sido devuelta al lugar del que salió huyendo de la violencia.

Wendy Miranda llegó a Estados Unidos cuando tenía 14 años, luego de ser testigo de un asesinato a las afueras de su casa por miembros de la Mara Salvatrucha, después de que su hermano se negara a unirse a la pandilla, según un comunicado de Alerta Migratoria.

Mientras que Paulino se siente frustrado con este proceso, pues “ella no tiene un récord criminal. Solo fueron los abogados los que no la representaron bien”, dice.

Y critica a Trump y su política migratoria.

“Es una mentira porque él dijo que solo va deportar inmigrantes criminales y están amenazando a gente que es buena”, añade.

Por eso sigue buscando la manera para ir a El Salvador y casarse con ella.

Loading...
Shares
Loading...